Qué hacer ante una fuga de agua en la piscina

fuga de agua en la piscina

Qué hacer ante una fuga de agua en la piscina

5/5 - (1 voto)

Cuando llega el verano, también llega la época de baño. Y es por eso que desde Dasme Control queremos prevenirte ante posibles percances que puedan surgir en tu instalación, todo con el objetivo de que puedas disfrutar de tu piscina desde el primer día. ¿Cuál es uno de los mayores problemas a los que te podrías tener que enfrentar en el mantenimiento de tu piscina? No hay duda, una fuga de agua. Pero si tienes o crees que puedes tener una fuga de agua en la piscina, no te agobies. Porque como expertos en la detección de fugas de agua te damos la solución.

Fugas de agua piscinas: cómo detectarlas

Antes de que el verano esté ya encima, lo primero que debes hacer es asegurarte de si verdaderamente tu piscina tiene una fuga de agua. En general, una piscina puede perder de 2 a 3 centímetros de agua por semana debido a la evaporación, por el uso continuado o bien por el propio sistema de filtrado de agua. Mas si la perdida es mayor a la medida que te indicamos y no cesa, lo más probable es que tengas una fuga de agua en la piscina.

Detectar fuga piscina: qué hacer primero

El primero de los pasos a seguir para detectar fugas de agua en piscinas es la observación. Mira pausadamente cerca de la piscina y observa si hay zonas húmedas, hundidas o bien corroídas. Existen dos acciones que puedes hacer para asegurarte de que no existe una pérdida de agua en la piscina fuera de lo común.

Una de ellas es colocar una marca en la pared de la piscina con cita adhesiva, marcando el nivel del agua, y esperar veinticuatro horas. Si el nivel del agua ha bajado más de un centímetro, es que tienes una fuga.

Mientras que la otra técnica es llenar un cubo de agua al nivel del agua de la piscina y colocarlo en los peldaños o bien en cualquier otra ubicación donde puedan estar los dos niveles a exactamente la misma altura. Para luego dejarlo un día entero sin tocarlo y comprobar si el nivel del agua de la piscina ha bajado más de 1 centímetro en contraste con el nivel del cubo. Y si es así, tienes una fuga de agua.

Cómo localizar la fuga de agua

Una vez que sabes que tu piscina pierde agua, deberás encontrar el origen de la fuga para poder arreglarla. Para ello deberás examinar con atención todo el equipo y la piscina en sí. Debes  observar el filtro, la bomba, las cañerías, la válvulas, las paredes de la piscina…

Sin embargo, por mucho cuidado y empeño que le pongas a tu búsqueda, lo más probable es que no logres encontrar el punto exacto donde se encuentra la fuga. Y es por eso que desde Dasme Control te recomendamos acudir a expertos como nosotros. Nuestro equipo de profesionales cuenta con amplia experiencia en la localización de fugas en piscinas y dispone de todos los medios necesarios para desempeñar el trabajo de manera rápida y eficaz. Si crees que tienes una fuga de agua, no esperes más para ponerte en contacto con nosotros.

Productos para fugas de agua en piscinas

Existen diferentes artículos que puedes utilizar para detener la fuga de agua en tu piscina. Sin embargo, como primera y principal recomendación, es dejar en manos de especialistas profesionales el trabajo de la detección y reparación de fuga de agua en la piscina. 

La reparación se puede hacer con un sellador de fugas de agua, un líquido viscoso que se solidifica al entrar en contacto con el aire. Algunos de estos selladores requieren que la piscina esté vacía, otros no. Depende de la marca, la calidad y las especificaciones del producto, habrá que seguir una u otras instrucciones.

También se pueden conseguir adhesivos de montaje que tiene una gran fuerza de agarre y se puede aplicar en diferentes superficies, tanto porosas como no porosas.

Sin Comentarios

Publica un comentario

Abrir chat